Vino

René Barbier un clásico que nunca falla

Los clásicos nunca fallan y René Barbier es un clásico.

Los clásicos nunca fallan por Navidad

Cuando llega la Navidad todo el mundo piensa en un buen vino para acompañar momentos inolvidables y la verdad que los vinos de la bodega René Barbier, nos ofrecen lo maravilloso de la historia, la tradición y el tiempo reunido en sus distintas variedades, consiguiendo que lo clásico resurja con fuerza y se imponga como símbolo de modernidad.

Vinos pertenecientes a la línea clásica de la bodega René Barbier

Línea clásica René Barbier

Dentro de la gama de productos de la bodega René Barbier encontramos la línea clásica compuesta por cinco vinos:

  1. René Barbier Tinto Roble
  2. René Barbier Kraliner
  3. René Barbier Tradición
  4. René Barbier Viña Augusta
  5. René Barbier Abocado

Tinto Roble

El tinto roble es un vino coupage, es decir un vino diseñado para ser único y mucho más complejo que los monovarietales, para conseguir esta personalización en su elaboración se emplean distintas variedades de uvas combinadas de tal forma que se crea una sinergia inigualable. El coupage se compone de un  40% de merlot, un 30% de tempranillo, un 20% de Ganatxa y un 10% de Cabernet Sauvignon. La elaboración se completa con un proceso de crianza en barricas de roble durante un mes.

El vino tinto roble de la línea clásica de René Barbier, es un vino color rojo cereza, brillante de capa media con aromas de frutas rojas (cereza y ciruela maduras) en un fondo especiado (vainilla), un vino que en boca se presenta con una entrada suave, sedoso ¿y lo mejor para mí? los aromas afrutados y de regaliz negro que percibimos en el retronasal. El tinto roble lo podemos maridar con carnes blancas, quesos, pasta, verduras. Y la temperatura óptima para disfrutar de sus características organolépticas varía entre 16 ⁰C - 18 ⁰C.

Tinto Roble de la línea clásica de la Bodega René Barbier
Denominación de origen Catalunya, Vino blanco joven kraliner seco

Kraliner Seco

El Kraliner Seco es un vino blanco joven, sin crianza y el pradigma del vino blanco seco del Penedès. Al igual que el vino tinto roble, nos encontramos ante un vino coupage con las particularidades que ello conlleva. El coupage se compone de un 40% de la variedad Xarel·lo, un 30% de uva Parellada y un 30% de Macabeo. que dan como resultado una botella de 75 cl de vino blanco perfecto para maridar los mariscos y pescados de cualquier mesa.

Este vino tiene una graduación alcohólica de 12% vol, , lo que significa que un litro de Kraliner seco contiene 120 ml de alcohol.

La temperatura óptima para disfurtar de este vino es de 7ºC – 9ºC

Al comenzar la fase visual de la cata del Kraliner Seco 2016, apreciamos un color amarillo pálido (típico de vinos jóvenes) con un matiz alimonado con distinguidos matices verdosos. Es un vino con presencia, límpido, transparente y con una fluidez óptima. 

Los aromas primarios nos recuerdan a la frescura de las manzanas, el plátano y un sutil toque de cítricos. Su paso por boca es vivaz, fresco, ligeramente ácido y con un refinado equilibrio. El sabor a frutas persiste en boca evocando manzanas verdes.

¿Clásicos? 

Clásicos son aquellos que están presentes en nuestros recuerdos, que nos gustan incondicionalmente, que unen generaciones... y René Barbier es un clásico que ¡nunca falla!

Si te gusta el vino, te encantará seguir este tablero sobre vino en Pinterest

Si te gusta compártelo

2 comentarios en “René Barbier un clásico que nunca falla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *